El Cejas Blog


Día de Muertos
noviembre 24, 2009, 6:37 pm
Filed under: palabras/words, Registros/Encounters

Día de Muertos.
Colaboración #4 para La Gunilla Editores.


Noviembre arranca siempre con el Día de Muertos y el ya controvertido Halloween. Estos días de cierre de octubre e inicios de noviembre me dediqué, además de recordar a mis seres queridos, a rescatar en mi imaginario mental a todos mis “muertitos gráficos”.

Resulta que todos los días que salgo de mi casa rumbo al Estudio me topo con esta calcomanía que está en la ventana de una casa de a la vuelta: “Viva, Seguros Monterrey Serfin, S.A.” invariablemente me lleva a un “no sé cuando fue, pero lo recuerdo”, a revivir esa florecita, la tipografía, el azul y al muñequito saltarín. En estos días de muertos me di cuenta que este es uno de los tantos gráficos que me han acompañado en el transcurrir de los años y que ya no está entre nosotros, o al menos solamente se encuentra en contados lugares; viene a ser algo así como una lápida visual. Así como la manita con la maquinita del voucher de Banamex con su tipografía cuadrada, el logo de Lily Ledy, la Familia Partridge, Commodore, el Intellivision, el Kid Acero, Star Wars, Galáctica, Shakey’s Pizza, Los Piedrulces, La Carabina de Ambrosio, la juguetería Ara, el Danesa 33, los chicles omega, el Continental La Casa de Disney y muchos, muchos más.

Todos estos logos o imágenes que de pronto recuerdo tienen para mi una fuerza similar a la de una persona que ya no está fisicamente, los traigo a la mente visualmente y me llevan a un recuerdo no solamente de ese ser, no solamente de los momentos compartidos, sino también a las sensaciones y emociones que experimentaba en esos días.

Afortunadamente existen otros que siguen entre nosotros, no sé si sea por su efectividad, por sus creadores, o por pura suerte que están presentes “vivitos y coleando como la lengüita de los Rolling Stones o el logo de AC/DC… los cuales –entre otros- me hicieron darme cuenta de que el diseño gráfico me gustaba y a quienes les debo no solamente mi profesión, de la cual vivo, sino la pasión que me mantiene vivo que es observar, evocar, analizar, interpretar, sentir y crear; que me llevan a sentirme una persona “Viva” como dice la calcomanía.

Anuncios